En In Bloom creemos que la productividad no significa pasar horas de horas trabajando. Tampoco consideramos que la productividad sea una manera de obtener el máximo rendimiento todos los días. Al contrario, creemos que las personas productivas son aquellas que tienen la capacidad de organizarse para hacer sus tareas en un tiempo establecido. 

Las personas que tienen el hábito de la productividad no necesitan llevarse el trabajo a la casa, sacrificar sus horas de sueño ni los fines de semana para poder acabar con sus pendientes.

Aumentar la productividad sin incrementar la cantidad de trabajo puede parecer una fantasía, pero para eso estamos. Queremos compartirte nuestros más valiosos consejos para que todos los lunes empieces con el pie derecho y tengas una semana productiva.

Programa todas tus tareas pendientes

Tareas como lavar la ropa, ir al supermercado e ir al banco te pueden robar mucho tiempo durante tus días de descanso. El hecho de dejar estas tareas para el fin de semana es lo mismo que llevarse el trabajo a la casa ya que estás sacrificando el tiempo que tienes para ti.

Si quieres un fin de semana de relajación debes programar todas esas tareas adicionales a tu trabajo para el transcurso de la semana. Te aseguro que si avanzas con alguna de ellas un día, llegarás menos cargada al final de la semana.

Desconéctate del trabajo

Respetar tu horario laboral es crucial para poder ser una persona productiva. Recuerda que el tiempo de ocio es tan valioso como el tiempo de trabajo, ya que es en esos momentos de descanso donde recargamos energías. Si no descansas como se debe el estrés terminará afectando tu vida y por ende tu desempeño laboral. Tómate en serio aquellos momentos de descanso ¡hazlo por ti!.

Haz ejercicio

Si eres una persona que siempre está con la agenda apretada es probable que no tengas tiempo para hacer ejercicio. Aprovecha los fines de semana para salir a correr, montar bicicleta, hacer una caminata larga o cualquier actividad física que te motive.

Mantener tu cuerpo activo te garantizará una vida sana y libre de estrés, además incrementará tu autoestima. Ten en cuenta que hacer deporte no solo beneficia tu salud sino que ayuda a que tu cerebro se despeje y de paso a nuevas ideas.

Practica la gratitud

Al convertir la gratitud en un hábito estás creando un ambiente que promueve tu felicidad, tu salud mental y tu energía lo cual te permitirá entablar relaciones interpersonales positivas. Recuerda, lo que no te suma, te resta. 

Practicar la gratitud te permite enfocarte en tus logros, en todo lo que estás haciendo bien en vez de solo ver todo lo que te falta o los obstáculos que se interponen en el camino. Esto hace que te levantes todos los días con ganas de seguir logrando cosas, y por ende, aumenta tu productividad.

Respeta la hora de levantarte

Muchas personas llegan con mucho cansancio al fin de semana y duermen largas horas a manera de recuperar la energía. Si de lunes a viernes tienes una hora determinada para despertarte es mejor que la respetes para no alterar tu rutina de sueño. Si duermes mucho durante el fin de semana, probablemente despertarte el lunes sea tu peor pesadilla.

Sé flexible

Así organices de manera eficiente tu semana, la realidad es que siempre habrá algún tipo de interrupción con la que no contabas. Existen muchas distracciones desde e-mail que llegan, te entra una llamada, pasa algo en la casa. Ten la flexibilidad para saber que es normal que esas cosas pasen y que te muevan un poco la agenda.

Utiliza herramientas de productividad

Finalmente, es importante aprovechar esta era de la tecnología para volvernos mucho más productivos. En la actualidad existen cientos de aplicaciones que pueden ayudarte con esto, lo ideal es que pruebes cuales te sirven más acorde a los objetivos que te plantees. Aquí te dejamos algunas opciones:

  • Asana: para trabajar en equipo.
  • Trello: para trabajar por proyectos, tareas y actividades diarias.
  • Evernote: para hacer listas, escribir notas y recibir recordatorios.
  • Todoist: para hacer seguimiento de tus tareas y ver que tan eficiente estás siendo con cada una.

La planificación y el tiempo de descanso son claves para ser una persona productiva. Dedica un tiempo a planificar tu semana antes de comenzar, ponte objetivos claros y evalúa cómo los vas cumpliendo día tras día. ¿Tienes algún otro consejo para comenzar una semana productiva? ¡Cuéntanos!

×